Translate

lunes, 9 de mayo de 2016

Consejos para enseñar a tu perro una correcta conducta higiénica

Me he propuesto escribir este post para responder a un comentario en el artículo "Control de la conducta higiénica" en el cual una chica está desesperada porque su perro de año y medio sigue haciendo sus necesidades en casa y, aunque ha puesto en marcha varias pautas, no consigue solucionarlo. 

Seguro que tú puedes tener el mismo problema y así aprovecho para dar algunos consejos que faciliten la enseñanza al perro o cachorro de una correcta conducta higiénica:

En cachorros es normal que al principio hagan sus necesidades en casa porque todavía no se les ha enseñado. Recalco esto porque aún hay personas que se molestan por este hecho y no lo entienden. Quizás estas personas no deberían tener perro o se deberían informar mejor antes de adquirirlo.

Cuando sucede en perros adultos o perros jóvenes, lo primero que habría que hacer sería descartar problemas físicos que estén haciendo que el perro no aguante lo suficiente. Una visita al veterinario es la primera opción. Pero también podría estar relacionado con problemas emocionales de estrés o ansiedad, en este caso la mala conducta higiénica sería un síntoma del problema de fondo a tratar. O, lo que suele ser más común, un problema de comportamiento mal enseñado.


Tanto para cachorros a los que se les esté enseñando como para perros adultos con una conducta higiénica mal aprendida los siguientes consejos te pueden ayudar a solucionar este problema:

1) CONTROLA EL HORARIO DE COMIDAS

Es un error dejar la comida en todo momento a disposición del perro. Haciendo esto no sabrás cuándo es más probable que tu perro tenga ganas porque no sabrás exactamente cuándo come. 

- Divide la cantidad diaria en dos tomas (en este otro artículo te explico porqué en dos "La rutina de la comida del perro"), en cachorros en tres o cuatro, y dáselas más o menos a las mismas horas. Espera 10 o 15 minutos y si no se lo ha comido todo, se lo retiras.

- Si el perro no aguanta por las noches y a la mañana siguiente te encuentras con el "regalito", deberías adelantar la última comida más o menos dos horas y atrasar un poco la última salida a la calle para que de esta forma haya más probabilidades de que en esta última salida haga.

2) CONTROLA LA INGESTA DE AGUA

Al igual que con la comida, tendrás que controlar cuánto y cuándo bebe tu perro. Para ello, y solo mientras persista el problema, pónsela cuando coma (sobre todo si es comida seca) y que beba lo que quiera en esos momentos.

Para que aguante durante la noche deberías retirarle el agua antes de la última salida y que ésta sea lo más tranquila posible para que no vuelva con sed. Lo primero que harías al despertarte o despertarse el perro sería ponerle el agua para que beba y seguido salir a la calle.

3) APROVÉCHATE DEL INSTINTO DE "GUARIDA LIMPIA""

Delimita en lo posible el espacio por donde puede andar el perro por casa. Los perros por instinto, sí pueden, no harán sus necesidades en las zonas de descanso y comida, o las harán lo más alejado posible.


- Puedes esparcir comida y hacer juegos de olfato por las zonas donde suele evacuar en casa.

- El uso de un transportín como "guarida" facilita la solución de este problema.

4) LES ENTRAN GANAS DESPUÉS DE DORMIR, JUGAR Y COMER


Sobre todo a los cachorros. 


En los perros adultos hay que estar atentos después de las siestas diurnas y con la excitación del juego. Con la comida suelen aguantar más pero si tienen este problema, lo mejor es sacarles al cabo de una hora y media o dos horas.


Estos consejos tienen un objetivo: que la fisiología del perro o cachorro trabaje a tu favor y que cuando le saques a la calle haya una alta probabilidad de que haga sus necesidades para premiarle y felicitarle efusivamente y así poder enseñarle.


Una vez que el perro o cachorro haya aprendido puedes modificar estas rutinas. Aunque una, en mi opinión, siempre debería estar: tener un horario de comidas.




 


APUNTATE Y RECIBE LAS NOVEDADES EN TU CORREO, ¡ASI DE FACIL!


Enter your email address:


Delivered by FeedBurner

7 comentarios:

  1. ¡¡Genial!! Mi perrita tiene 14 meses y hace 6 meses la atropellaron con la consecuencia de que estuvo 1 mes y medio con parálisis sin poder andar. Tenía incontinencia y, cuando recuperó la movilidad y sensibilidad de las patas traseras, ya había cogido la costumbre de hacer sus necesidades en casa. Al principio, no le reñíamos por pena y, ahora, no sé lo que hacer porque a veces me da la sensación que no se ha podido aguantar, pero, otras, pienso que tiene mucha cara dura.
    Gracias por tu blog. Me encanta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tamara por contar tu historia y participar en este blog. Espero que los artículos que aquí te encuentres te ayuden con tu perrita.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Excelente post!
    Muy interesante!

    Les comparto un videoclip que elaboré como homenaje a mis perros!!!!

    Sin duda, nuestros amig@s!!
    Disfrútenlo!!

    http://www.dailymotion.com/video/x4k1spc_a-mis-perros_animals


    Saludos!!



    Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Ricardo.
    Uno de mis perros, después de 4 años, ha empezado a no aguantar por las noches.
    En un primer momento le reprendí pero ahora, cada vez que llego, el perro está acojonado pero el pastel puesto.
    Desde un principio siguen tus pautas de hacer 2 comidas, pero es en el último mes que está ocurriendo.
    ¿Qué crees que puede ser? Es cierto que es muy nervioso y miedoso, pero ¿después de 4años?

    ResponderEliminar
  5. Hola Ricardo.
    Soy el de la pregunta anterior.
    Si lo prefieres, contéstame en el mail: i.alustlza@innovamk.es.
    Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Definitivamente es importante todo lo que dices, les dejo mas información para que podamos educar mejor a nuestro perro y mejor su higiene!
    http://www.ciudaddemascotas.com/Perros/Perros-en-casa
    Espero les sirva y gracias Ricardo por la información

    ResponderEliminar